PECHUGA EN SALSA DE CHAMPIÑONES

Ingredientes:

4 pechugas de pollo, deshuesadas y sin piel, sal y pimienta al gusto, 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 cebolla, picada finamente, 2 dientes de ajo, picados, 250 g de champiñones, limpios y cortados en rodajas, 1 taza de caldo de pollo, 1 taza de crema de leche, 1 cucharadita de tomillo seco (opcional), Perejil fresco, picado para decorar.

Preparación:

Sazonar las pechugas de pollo: Salpimenta las pechugas de pollo al gusto por ambos lados. Cocinar las pechugas: Calienta el aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto. Cocina las pechugas de pollo hasta que estén doradas por ambos lados y completamente cocidas en el centro. Retira las pechugas de la sartén y colócalas en un plato. Cubre para mantenerlas calientes. Preparar la salsa de champiñones: En la misma sartén, agrega la cebolla y el ajo picados. Cocina hasta que estén tiernos y fragantes. Añade los champiñones y cocina hasta que estén dorados y hayan liberado su líquido. Vierte el caldo de pollo en la sartén y raspa los trozos dorados del fondo (esto aportará sabor). Deja que la mezcla hierva y reduce el fuego a medio. Vierte la crema de leche y añade el tomillo (si lo estás usando). Cocina a fuego lento durante unos minutos hasta que la salsa espese ligeramente. Servir: Coloca las pechugas de pollo nuevamente en la sartén para calentarlas en la salsa durante unos minutos. Espolvorea con perejil fresco picado justo antes de servir. Acompañar: Sirve las pechugas de pollo bañadas en la deliciosa salsa de champiñones. Puedes acompañarlas con arroz, pasta, puré de papas o tus guarniciones favoritas. ¡Y eso es todo! Ahora tienes una deliciosa pechuga en salsa de champiñones lista para disfrutar. ¡Buen provecho!