PANES DE PERRITO CALIENTES LIGEROS Y ESPONJOSOS

Ingredientes:

1 taza de leche tibia
2 cucharaditas de azúcar
2 1/4 cucharaditas de levadura seca activa
3 tazas de harina de todo uso
1 cucharadita de sal
2 cucharadas de mantequilla derretida
1 huevo

Preparación:

En un tazón pequeño, mezcla la leche tibia y el azúcar. Agrega la levadura y deja reposar durante 5-10 minutos o hasta que se vuelva espumosa.

En un tazón grande, mezcla la harina y la sal.

En otro recipiente, bate el huevo y agrega la mantequilla derretida.

Agrega la mezcla de levadura a la mezcla de huevo y mantequilla. Mezcla bien.

Incorpora gradualmente la mezcla de harina y sal a la mezcla húmeda. Revuelve hasta que la masa comience a formarse.

Amasa la masa en una superficie enharinada durante unos 8-10 minutos o hasta que esté suave y elástica.

Coloca la masa en un tazón engrasado, cúbrelo con un paño húmedo y deja que la masa repose y suba en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora o hasta que haya duplicado su tamaño.

Precalienta el horno a 180°C.

Divide la masa en porciones del tamaño deseado para tus perritos calientes.

Forma cada porción en un cilindro largo y coloca en una bandeja para hornear engrasada o forrada con papel pergamino.

Deja espacio entre cada cilindro para que puedan expandirse.

Cubre los panes con un paño húmedo y deja que suban por otros 15-20 minutos.

Hornéalos en el horno precalentado durante 12-15 minutos o hasta que estén dorados en la parte superior.

Retira del horno y deja enfriar antes de separar los panes para los perritos calientes.

¡Y ahí lo tienes! Panes de perritos calientes ligeros y esponjosos listos para ser rellenados con tus ingredientes favoritos. ¡Espero que disfrutes de esta receta!