PAN TURCO TIERNO Y ESPONJOSO

Ingredientes:

Para la masa:

1 taza de agua tibia
Una cucharadita de azúcar
2 1/4 cucharaditas de levadura seca activa (aproximadamente un sobre)
3 tazas de harina de todo uso
1 cucharadita de sal
2 cucharadas de aceite de oliva

Para el glaseado:

1 huevo batido (para pincelar la masa antes de hornear)
Semillas de sésamo o nigella (opcional)

Preparación:

En un tazón pequeño, combina el agua tibia y el azúcar. Revuelve para disolver el azúcar.

Espolvorea la levadura sobre el agua y deja reposar durante unos 5-10 minutos hasta que la mezcla esté espumosa.

En un tazón grande, combina la harina y la sal. Haz un hueco en el centro y vierte la levadura activada y el aceite de oliva.

Mezcla los ingredientes hasta formar una masa.

Voltea la masa sobre una superficie enharinada y amasa durante unos 10 minutos hasta que esté suave y elástica.

Coloca la masa en un tazón ligeramente engrasado, cúbrelo con un paño húmedo y deja reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora o hasta que la masa haya duplicado su tamaño.

Precalienta el horno a 220°C.

Voltea la masa sobre una superficie enharinada y divídela en porciones del tamaño deseado.

Estira cada porción en una forma ovalada o rectangular, con un grosor de aproximadamente 1 cm.

Transfiere las formas de masa a una bandeja para horno forrada con papel pergamino.

Pincela cada forma de masa con huevo batido y espolvorea semillas de sésamo o nigella, si las estás usando.

Hornear durante 12-15 minutos o hasta que el pan esté dorado y cocido.

Retira del horno y deja enfriar antes de cortar y servir.

¡Listo! Ahora tienes pan turco tierno y esponjoso para disfrutar.

Puedes usarlo como base para kebabs, envolver rellenos o simplemente disfrutarlo con dips.

¡Buen provecho!