HELADO DE CHOCOLATE BLANCO CON PEPITAS DE CHOCOLATE

Ingredientes:

200 g de chocolate blanco, troceado
2 tazas de leche entera
1 taza de crema para batir (nata)
3/4 taza de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla
Una pizca de sal
1/2 taza de pepitas de chocolate blanco o negro (opcional)

Preparación:

En un recipiente resistente al calor, derrite el chocolate blanco a baño maría o en el microondas a baja potencia. Remueve para asegurarte de que esté completamente derretido y suave.

En una cacerola, calienta la leche a fuego medio hasta que esté caliente pero no hirviendo.

En un tazón grande, bate la crema para batir con el azúcar hasta que obtengas una mezcla suave y espumosa.

Agrega el chocolate blanco derretido a la mezcla de crema y azúcar, y bate bien para combinar.

Vierte la leche caliente sobre la mezcla de chocolate y crema, batiendo constantemente.

Añade la vainilla y la pizca de sal. Mezcla bien.

Cubre el tazón con film transparente y refrigera la mezcla durante al menos 4 horas o durante toda la noche.

Vierte la mezcla en una heladera siguiendo las instrucciones del fabricante. Si no tienes una heladera, vierte la mezcla en un recipiente hermético y congélala, batiendo cada 30 minutos durante las primeras 2-3 horas.

Cuando el helado esté casi listo, agrega las pepitas de chocolate, distribuyéndolas uniformemente.

Transfiere el helado a un recipiente hermético y congélalo por unas horas o hasta que tenga la consistencia deseada.

¡Sirve y disfruta tu delicioso helado de chocolate blanco con pepitas de chocolate!

Este helado cremoso con la combinación de chocolate blanco y pepitas de chocolate te encantará. ¡Espero que disfrutes de esta receta refrescante!