Costillas hawaianas en olla de cocción lenta

Sumérgete en una sensación de sabor tropical con estas costillas hawaianas de cocción lenta. Combinando la suculenta ternura de las costillas de cerdo con el dulce encanto de la piña y una sabrosa salsa, este plato ofrece un delicioso escape a los sabores isleños. Perfectas para días ocupados o un fin de semana relajado, estas costillas se cocinan a la perfección en la olla de cocción lenta, lo que las convierte en una comida sencilla pero sabrosa que seguramente impresionará.

Porciones: 4-6

Ingredientes:

2 libras de costillas de cerdo (ya sea lomo o costillas)
1 taza de piña cortada en cubitos (fresca o enlatada, jugo escurrido si está enlatada)
1/2 taza de su salsa barbacoa favorita
1/4 taza de salsa de soya
3 cucharadas de azúcar morena
2 dientes de ajo finamente picados
1 cucharada de jengibre fresco rallado
1 cucharada de maicena
Sal y pimienta negra recién molida al gusto
Guarnición opcional: cebollas verdes en rodajas
Instrucciones de cocción

Instrucciones:

Sazone generosamente las costillas con sal y pimienta. Para realzar el sabor, puedes realizar este paso la noche anterior y dejar que las costillas se marinen durante la noche en el refrigerador.

En la olla de cocción lenta, combine la salsa barbacoa, la salsa de soja, el azúcar moreno, el ajo picado y el jengibre rallado. Batir estos ingredientes para crear un líquido de cocción sabroso.

Agrega las piñas cortadas en cubitos a la mezcla de salsa, asegurándote de que se distribuyan uniformemente.

Coloca las costillas en la olla de cocción lenta. Colócalas de manera que queden sumergidas lo más posible en la salsa para absorber los sabores.

Tape y ponga la olla de cocción lenta a temperatura baja durante 6 a 8 horas o a temperatura alta durante 3 a 4 horas, dependiendo de cuánto tiempo tenga disponible.

Una vez que las costillas estén tiernas y bien cocidas, retíralas de la olla de cocción lenta y colócalas en una fuente para servir.

Vierta el resto de la salsa de la olla de cocción lenta en una cacerola. Tome la maicena y mézclela con un poco de agua para formar una papilla, luego mezcle esto con la salsa. Calienta a fuego medio hasta que la salsa espese.

Barnice generosamente las costillas con la salsa espesa. Opcionalmente, para un acabado caramelizado, asa las costillas durante unos minutos, observando con atención para evitar que se quemen.

Adorne con cebollas verdes en rodajas si lo desea.

Variaciones y consejos
Versión picante: agregue una cucharadita de hojuelas de pimiento rojo triturado a la salsa para darle un poco de picante.

Dorar las costillas: Si el tiempo lo permite, dora las costillas en una sartén antes de colocarlas en la olla de cocción lenta para realzar su sabor y textura.

Variaciones de frutas: ¿Sin piña? Sustitúyalo por trozos de mango o melocotón para darle un toque dulce diferente.

Idea sobrante: transforme las costillas sobrantes en deliciosos sándwiches desmenuzando la carne y sirviéndola en panecillos con ensalada de col.

Estas costillas hawaianas en olla de cocción lenta son una combinación perfecta de fácil preparación y sabores exóticos, lo que las convierte en una opción fantástica para cualquier ocasión que requiera una comida especial. ¡Disfruta de la combinación de facilidad y delicia que este platillo trae a tu mesa!